Biografías Cortas

Biografía Corta de Franz Kafka

Biografía Corta de Franz Kafka

Ficha Biográfica

Conocido por Influyente escritor que fusionó realismo y fantasía
Nació 3 de julio de 1.883 en Praga, República Checa
Falleció 3 de junio de 1.924 en Klosterneuburg, cerca de Viena, Austria
Movimiento Modernismo, Existencialismo
Obras notables La metamorfosis”, “El proceso”, “El castillo”, “Ante la ley”, “América”

Biografía Resumida


Introducción

Franz Kafka, nacido el 3 de julio de 1.883 en Praga, Bohemia, Austria-Hungría (hoy República Checa), y fallecido el 3 de junio de 1.924 en Kierling, cerca de Viena, Austria, fue un escritor de ficción visionaria en lengua alemana. Sus obras, especialmente la novela “Der Prozess” (El Proceso) y el relato “Die Verwandlung” (La Metamorfosis), expresan las ansiedades y la alienación sentidas por muchos en la Europa y América del Norte del siglo XX. Kafka, hijo de Julie Löwy y Hermann Kafka, nació en una próspera familia judía de clase media.

Primeros años

Franz Kafka nació el 3 de julio de 1.883 en el centro de la Ciudad Vieja de Praga, la actual República Checa, en el seno de una familia judía. Fue el primer hijo de seis de Hermann y Julie Kafka.

A la edad de 5 años, Franz ya mostraba signos de su personalidad única. Era el mayor de seis hermanos, dos de los cuales fallecieron siendo bebés. Tenía tres hermanas menores, Gabriele, Valerie y Ottilie.

Su padre, Hermann Kafka, era un hombre de negocios independiente conocido por su mal genio y su comportamiento tiránico en casa. A menudo dirigía su ira hacia Franz y menospreciaba su pasión por la literatura.

Hermann Kafka se ganaba la vida vendiendo artículos de lujo y accesorios para hombres y mujeres, llegando a tener hasta 15 empleados. Franz pasó toda su vida luchando por reconciliarse con la figura dominante de su padre.

La madre de Kafka, Julie, era hija de un próspero cervecero y tenía una educación superior a la de su esposo. Ayudaba a administrar el negocio de su esposo y trabajaba en él hasta 12 horas al día. Los niños fueron criados principalmente por una serie de institutrices y sirvientes.

En cuanto a su educación, Franz asistió a la Deutsche Knabenschule, una escuela primaria para niños en Praga, de 1.889 a 1.893. Fue enviado a escuelas alemanas, no checas, lo que refleja el deseo de su padre de ascender socialmente. Su educación judía se limitó en gran medida a su bar mitzvah y a asistir a la sinagoga cuatro veces al año con su padre.

En 1.901 se graduó del Altstädter Gymnasium, una exigente escuela secundaria orientada a los clásicos con ocho niveles de grado. Destacó en la escuela, tomando clases como latín, griego e historia.

Después de secundaria asistió a la Charles Ferdinand University donde estudió química. Tan sólo dos semanas después cambió de rumbo para formarse como abogado. En esta carrera conocería a dos de sus grandes amigos: Max Brod y Feliz Weltsch. Obtuvo su grado en “Doctor de la Ley” el 18 de Junio de 1.906 y realizó un año de servicios legales obligatorios.

Carrera

Después de completar su educación legal, trabajó a tiempo completo para una compañía de seguros, lo que le obligó a relegar la escritura a su tiempo libre. Al año siguiente, en 1.908 conseguiría una plaza en una agencia de seguros donde trabajaría hasta su baja por enfermedad en 1.922.

En los años posteriores a 1.912, Franz Kafka, en la casa de su amigo de toda la vida Max Brod, conoció a Felice Bauer, una residente de Berlín. Durante los siguientes cinco años, mantuvieron una correspondencia extensa, se encontraron de vez en cuando y estuvieron comprometidos para casarse en dos ocasiones. Su relación finalmente concluyó en 1.917.

En 1.917, Kafka empezó a padecer de tuberculosis, lo que requería frecuentes periodos de convalecencia durante los cuales recibía el apoyo de su familia, especialmente de su hermana Ottla. A principios de la década de 1.920, desarrolló una relación intensa con la periodista y escritora checa Milena Jesenská.

En 1.923, se trasladó brevemente a Berlín con la esperanza de alejarse de la influencia de su familia para concentrarse en su escritura. En Berlín, vivió con Dora Diamant, una maestra de jardín de infancia de 25 años de una familia judía ortodoxa.

Kafka fue un escritor prolífico, dedicando la mayor parte de su tiempo libre a escribir, a menudo hasta altas horas de la noche. Quemó aproximadamente el 90% de su obra total debido a sus persistentes luchas con la duda de sí mismo. Gran parte del 10% restante se perdió o no se publicó.

Pocos de los trabajos de Kafka se publicaron durante su vida; las colecciones de cuentos “Contemplación” y “Un médico rural”, y cuentos individuales, como su novela “La Metamorfosis”, se publicaron en revistas literarias pero recibieron poca atención. En su testamento, Kafka instruyó a su amigo cercano y albacea Max Brod a destruir sus obras inacabadas, incluyendo sus novelas “El Proceso”, “El Castillo” y “América”, pero Brod ignoró estas instrucciones y publicó gran parte de su obra.

Entre sus obras más conocidas se encuentran la novela “El Proceso” (1.925) y el relato “La Metamorfosis” (1.915). Estas obras expresan las ansiedades y la alienación que muchos sintieron en la Europa y América del Norte del siglo XX.

Se cree generalmente que Kafka sufrió de depresión clínica y ansiedad social durante toda su vida. También padeció de migrañas, insomnio, estreñimiento, forúnculos y otras dolencias, todas ellas generalmente provocadas por excesivas tensiones y esfuerzos. Intentó contrarrestar todo esto con un régimen de tratamientos naturistas, como una dieta vegetariana y el consumo de grandes cantidades de leche sin pasteurizar.

Muerte y legado

A pesar de todo, su tuberculosis empeoró; regresó a Praga, luego fue al sanatorio del Dr. Hoffmann para recibir tratamiento. Murió el 3 de junio de 1924 a la edad de 40 años a causa de la tuberculosis en Klosterneuburg, Austria. En cierta forma, su temprana muerte le libró del horror de nazi. Sin embargo, sus tres hermanas morirían más tarde en campos de concentración.

Casi un siglo después de su muerte, Kafka es considerado uno de los más grandes escritores del siglo XX, a pesar de haber sido prácticamente desconocido durante su vida. De hecho, Kafka nunca tuvo la intención de que su obra inédita se publicara póstumamente, pero sus deseos fueron ignorados, y ciertamente fue en beneficio del mundo.

El término “kafkiano” ha entrado en el inglés para describir situaciones absurdas como las que se describen en su obra. La influencia de Kafka se extendió a otros lugares del mundo en la década de 1.960 y también ha influido en artistas, compositores y filósofos.

Su literatura sigue siendo objeto de estudio hoy en día. Su nacimiento y muerte son conmemorados frecuentemente por grandes instituciones de todo el mundo. Su obra ha influido profundamente en escritores y filósofos posteriores como Jorge Luis Borges, Gabriel García Marquez, Albert Camus o Jean-Paul Sartre.

Si te ha gustado esta biografía, tal vez pueda interesarte alguna otra:

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest